domingo, enero 28, 2007

Entre Tabernes y Benicadell fue Agres


Ni Tabernes, ni Benicadell, hemos visitado Agres, el Santuario, el refugio de Montcabrer y la cava arquejada. Eran las siete y media, después de tomarnos un calentito en el bar de la gasolinera y de la llegada de los que faltaban, nos dirigimos hacia Agres que era la alternativa que habíamos decidido hacer por pisar “algo” de nieve.

Llegamos a Agres y dejamos los coches en una plaza que hay a la entrada en la cual había nieve pero muy poca y deshaciéndose. Empezamos a subir por las calles del pueblo hacia el Santuario, una vez allí a alguien se le habían olvidado los guantes en el coche y bajo a por ellos, porque consideraba que le harían falta, acierto total por que el frió rascaba de lo lindo. Lo esperamos en el santuario y una vez juntos empezamos la senda con poco de nieve al principio pero iba en aumento, también corría un pequeño riachuelo por la senda que mas tarde fue todo un manto de nieve.

La niebla nos acompaño casi toda la ruta, así como la nieve, que en algunos tramos habríamos nosotros la senda y en otros seguíamos las pisadas de los que habían sido más madrugadores.

Llegamos a la larga escalera que nos subiría hasta el refugio, estaba totalmente cubierta de nieve y sino fuera porque conocíamos la ruta y se veía el poste que hay al lado del refugio no nos hubiéramos dado cuenta. Almorzamos bajo la cornisa del refugio para resguardarnos del agua nieve que caía aunque era poca. Una vez almorzados con café y ron con miel cortesía de Miguel, nos acercamos a la cava arquejada y al pasar por lo que no recuerdo si era la entrada de la cava que esta cubierta por una bóveda, oímos que dentro de ella había una gran juerga, y eran mas senderistas que estaban almorzando, nos hicimos fotos en la cava y volvimos al refugio. Una vez allí y como Miguel tenia problemas en la rodilla se fue de regreso a los coches con Carmen K y Emilio, los demás seguimos en dirección a la cima del Montcabrer, esta vez si que habría senda Jose Manuel con su GPS y sin ninguna marca del PR ni de la senda no fue llevando hasta el collado, uno detrás de otro pero todos juntos sin perder de vista a nadie porque la niebla era muy densa. Una vez en el collado y con las fotos que hicimos del poste, el viento y el hielo que habían formado una figura muy bonita, decidimos que como el tiempo se estaba poniendo peor, hacia mucho frió y que al final el objetivo es disfrutar de la ruta y no pasarlo mal, dar media vuelta y volver. El regreso fue fácil nada más había que seguir las pisadas que habíamos hecho, llegamos al refugio y a partir de este punto la bajada fue impresionante, divertida y espectacular, parecía que llevábamos esquís deslizándonos por la nieve, entre risas, caídas sin importancia debidas a resbalones llegamos al Santuario y de allí a los coches, donde nos esperaba Miguel, eran las dos, nos despedimos y hasta la próxima.MAS FOTOS

PD. Si quereis añadir alguna cosa podeis hacerlo, entrando en comentarios.

2 comentarios:

Raul dijo...

Buena salida y un día espectacular, muy parecido al que tuvimos nosotros hace una semana por esa misma zona.

saludos

Anónimo dijo...

KIQUET ; Soy Jose solo de ver tus vellas fotos ya me dan escalofrios.Un saludo