domingo, marzo 15, 2009

¿Senderismo o escalada? Maigmó

¿Senderismo, escalada, carrera, sufrimiento, satisfacción……? ¿Que podría añadir?

Cada vez me es más difícil expresar con palabras las experiencias que vivo en las rutas sabatinas pues cada una me aporta sentimientos y satisfacciones diferentes.

Voy a intentar que os hagáis una pequeña idea de como ha sido la de este sábado.

José Manuel, nos había preparado una ruta para visitar el Pou de neu del Carrascalet, el Maigmonet, el Maigmó, les Planisses y el Balcón de Alicante.

Eran la 6:30 cuando salimos hacia Castalla en una temperatura primaveral y llegamos sobre las 8 al Portell de Catí donde nos esperaban el resto del grupo para iniciar la ruta.

Las expectativas de la ruta eran muy buenas, pues nadie la conocía y se esperaban sorpresas. Como todos los sábados cuando empezamos vamos muy alegres, con los músculos entumecidos por el viaje, pero pronto se espabilaron porque empezamos a subir, esto no es ninguna novedad. Llegado a un poste indicador nos desviamos para ver el Pou de neu del Carrascalet el cual se encontraba cercado por una valla metálica, bien para prevenir accidentes o para protegerla. Vimos también las casas de los que trabajaban en dicho nevero, que se encontraban escavadas en la montaña.

Continuamos y visitamos una cueva no muy grande, pero desde este punto ya empezamos a ver la famosa “silla del Cid “llamada así por su peculiar forma y unas vistas preciosas, con el Maigmonet y el Maigmó en frente de nosotros, ya veiamos lo que nos esperaba una mole que había que escalar. Pasamos primero por el Maigmonet, un montoncito de tierra comparado con el otro, pero que también había que subir. Una vez coronado la primera cima, reagruparnos y recrearnos con sus vistas, hicimos cálculos para ver donde podríamos almorzar, unos preferían acabar de subir pero eso supondría almorzar a las 11, otros les daba igual. Una vez bajamos del Maigmonet, ante la subida que nos esperaba y con las pocas vistas que había desde allí, comenzamos a subir esperando encontrar un sitio bonito y con vista para almorzar.

Poco a poco fuimos llegando hasta la pared de rocas, donde empezaba la escalada, tramos de cadenas, de rocas, aéreos que fuimos salvando con mucho cuidado, siempre pendientes unos de otros. Llegamos a unos 20m de la cima y se nos presentó una pared vertical y sin cadenas que vimos que era peligroso por lo que Mariano que hizo de avanzadilla vio que dando un rodeo se podía subir sin ninguna dificultad y así lo hicimos no sin antes almorzar en un sitio privilegiado con unas vistas impresionantes. A destacar los buñuelos que nos trajo José para celebrar su santo que estaban buenísimos.

Retomamos la marcha hacia la cima, cuando estábamos a pocos metros nos encontramos con una familia cinco jovencísimos senderistas con sus padres que se habían levantado a las 4 de la madrugada para ver amanecer desde la cima (eso si es amor a la montaña). Una vez en la cima nos hicimos la foto de grupo y nos dirigimos en busca del balcón de Alicante.

Bajamos hasta un collado donde vimos una senda por nuestra izquierda y que nos llevaría a la carretera que viene desde el balcón de Alicante acortando la ruta y viendo que dicho balcón era un área recreativa que se encontraba más abajo y que las vistas desde donde nos encontrábamos eran casi mejores que desde allí, decidimos coger el atajo que hicimos algunos a tumba abierta como se suele decir en ciclismo, otros mas cautos fueron poco a poco llegando a la carretera donde nos reagrupamos. A partir de este punto la ruta empezó a hacerse un poco pesada por el asfalto, la pista y sobre todo el calor. La pista subía y bajaba, curva y mas curvas me recordaba a la del Montgó pero con mas desniveles, cada vez que llegabas a un alto y creías que era la ultima subida se te presentaba otra y al final llegamos al poste que habíamos visto a primera hora donde nos reagrupamos, y ya de bajada seguimos hasta los coches, cansados pero personalmente satisfecho de haber realizado una buena ruta.

PD. Es difícil encontrar una ruta que lo tenga todo bueno pero en la ruta que os he descrito el “sufrimiento” queda en un segundo plano pues el disfrute de las vistas, la escalada, el compartir y el compañerismo lo anulan.

Hemos echado de menos a más de uno porque hubieran disfrutado.

Destacar el coraje que le a puesto Mari para superar su vértigo y el sacrificio que le ha supuesto en algún tramo de la escalada.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

QUIKET,como bien dices en tu cronica,sentimos satisfacción por completar la salida,sufrimiento pues aun asi nos retrasamos"algo" y sobre todo GRATITUD sin vosotros, sin vuestro apoyo no hubieramos logrado pasar.
Un saludo José y Mari

Toni Duarte dijo...

Me alegro de volver a disfrutar de tus cronicas,la vardad es que a sido una de las rutas mas completas,eso si,nos a faltado la nieve para serlo del todo,jeje.
Un abrazo!!!

Carmen Domenech dijo...

Yo coincido con Toni en que es una alegria volver a leer tus crónicas porque aportas otra forma de ver la misma ruta. Por favor no nos dejes tanto tiempo sin ellas.
Saludos a todos los "valientes" que "andasteis" "trepasteis" "escalasteis" etc, etc......
Contamos con vuestra experiencia para cuando se repita jejejeje.

Un saludo a tod@s

Carmen

Anónimo dijo...

kiquet estoy de acuerdo con los "compis" en lo referente a tu pagina y te pedimos por favor que no te vuelvas a olvidar de escribir en ella.
Saludos Jose y Mari.

Merche dijo...

JODO!!!!!!!
Im - presionante!!!!!!!!!

Carmen.k dijo...

Que puedo decir yo,la has descrito tan bien que no puedo añadir nada mas,bueno si,las fotos preciosas en ellas se vé lo impresionante que fue la ruta.Coincido contigo,mas de una huvieram disfrutado subiendo al
Maigmó.
Saludos.....Carmen,k