domingo, julio 13, 2008

Peñascabia -Resinero se nos resiste.


Como ya os comenté, nuestro amigo José Manuel, esta disfrutando de un merecidísimo descanso y como hay quien no quiere descansar seguiríamos proponiendo salidas.
Este sábado hemos estado por los alrededores de Bejis, una ruta que se nos atraviesa, pues la hemos intentado dos veces y se nos resiste. Eran las 5:15 y estábamos casi todos en la Pinada, saliendo sobre las 5:35 camino de Begis, a la casa forestal que hay a los pies de Peñascabia y llegamos sobre las 6:30, la temperatura mañanera era mas bien calurosa a pesar de las horas que eran. Empezamos a subir por la senda que nos va llevando hasta la pista , todo el mundo de charreta contando sus aventuras en Pirineos.
Llegamos hasta el poste que indica la subida a Peñascabia y para allá que fuimos, llegamos a los pinos que hay en el collado, nos reagrupamos y seguimos todos juntos hasta lo alto, no se podía apreciar casi nada pues había mucha bruma. Luego nos dirigimos al punto Geodésico, como no hay senda definida, cada uno tiro por donde pudo y más adelante enlazamos con una senda que sube entre unas rocas que nos lleva a la cima, donde almorzamos como hacia tiempo que nosotros no lo hacíamos , con café y pastas, aunque faltó el vino que a mi se me olvidó, perdón amigo Toni, espero que no se me olvide más.
Nos hicimos la foto de grupo y nos dirigimos en busca de las marcas del PR y que nos baja por la senda de los Tejos hasta la pista forestal. Una odisea como la otra vez aunque esta vez más o menos teníamos claro por donde se encontraba y que nos bajaría hasta la pista. Por fin la encontramos y fuimos bajando por una torrentera hasta dar con la pista.
En este punto volvimos a caer en el mismo error que la vez anterior, nos desviamos demasiado a la izquierda, pero aquí dejo constancia de que la senda se encuentra cruzando la pista y a la derecha de unas ruinas según bajas recto por donde veníamos.
Una vez que la encontramos bajamos hasta el barranco y fuimos siguiéndolo sorteando el agua, más de uno fue a parar con el pie dentro. Cuando estábamos a punto de abandonarlo Miguel puso el pie donde no debía y se lo dobló, produciéndole un pequeño esguince, lo tuvo un rato dentro del agua y luego Mª Angeles se lo vendó, mientras Toni y Almudena se habían ido a por el coche para poder llevarlo. Tuvo que cruzar el río con el coche e ir en busca de Miguel y lo acercó hasta el refugio, nosotros llegamos un poco más tarde nos despedimos y hasta la próxima.
Merece la pena el madrugón, así terminas pronto y no coges muchas horas de calor.

2 comentarios:

Toni Duarte dijo...

Si señor, esta ruta se nos resiste,aunque no tuviera vino,ni mezcla para el cafe y los mosquitos se dieran un festin con mis piernecitas lo repetiria sin pensarlo con tal de disfrutar de esos paisajes tan bonitos y de la compañia del grupo,espero que Miguel se recupere pronto pues se le hecha de menos cuando no esta.

botasduras dijo...

Migue;te tengo dicho que no te fies de esa panda de psicopatas,iban a por tí,resiste mientras puedas,muy pronto estare contigo.Un abrazo a todos