domingo, abril 20, 2008

Montanejos 19-4-08

Hoy hemos estado en Montanejos visitando el monte la Copa, Los estrechos, y Los Castillejos.

Eran sobre las 7 cuando salimos después de habernos hecho el primer café del día en dirección a Montanejos donde nos esperaba nuestro amigo Luis, en la gasolinera de la entrada al pueblo. Después de haber salido del punto de encuentro y llegando a Montanejos también se unieron al grupo Lidia, Carmen B, Mª Jesús, Dioni, y su perra Duna.

Una vez todos reunidos, aparcamos los coches comenzamos la ruta, bajando en busca del río, lo cruzamos por un puente y comenzamos las primeras rampas con buen paso en dirección al monte la Copa. A la mitad de la subida hubo un “mareito” por lo que se descolgaron tres compañeros, aminoraron el paso y poco a poco fueron subiendo. La subida nos dio un pequeño respiro al llanear un centenar de metros pasando por la fuente de los tres hermanos de la cual caía un poquito de agua, un poco más adelante pudimos ver en lo alto las siluetas de nuestros compañeros que habían llegado a la cima y a nosotros nos quedaba un tramo difícil por la pendiente tan vertical, pero poco a poco y más animados llegamos a la cima donde nos estaban esperando, a partir de aquí el grupo fue mas unido.

Un diez para Carmen B por su tesón y por el esfuerzo que tubo que hacer para conseguir llegar a la cima .

Seguimos la ruta hacia los Estrechos ya de bajada, eran sobre las 10:30 cuando nos detuvimos a almorzar, como de costumbre no falto de nada .La senda nos llevó en principio por lo alto de la ladera del río para luego bajar y atravesarlo por un puente desde donde habían unas bonitas tomas para los fotógrafos, también vimos a un grupo de kayak que nos hicieron una exhibición. Y por fin llegamos a lo más impresionante de toda la excursión , el pasar por delante del chorro de agua que salía de la tubería que abastece al río de agua, traída del pantano. En este pequeño video tenéis la prueba de lo que tuvimos que pasar incluso si os fijáis veréis a un compañero cruzando.

Tuvimos que ponernos los chubasqueros no por la lluvia sino por el agua que salpicaba de semejante chorro.

Luego seguimos subiendo hasta alcanzar el collado donde hay un poste que indica la subida al morrón y la vuelta a Montanejos en este punto nos hicimos la foto de grupo, pues se dio la opción de subir a los castillejos a quien quisiera y los que no ir a los coches por lo que no habría ocasión de hacerla después.

Empezamos a bajar en busca del desvió para los Castillejos a partir de este punto y como no había perdida ninguna y se trataba de subir y bajar por el mismo sitio, cada uno subió a su ritmo. Una vez arriba todos los que se atrevieron a subir nos hicimos una foto y nos deleitamos con una maravillosas vistas. En la bajada empezaron a caer algunas gotas pero no llego a mojar a penas el suelo. Llegamos a los coches despedidas y hasta la próxima.MAS FOTOS

4 comentarios:

Toni Duarte dijo...

Muy buien Kiquet!!! sorprendido me dejas con el video incorporado,¡¡donde iremos a parar con tanta creatividad!! por esta vez la lluvia nos hizo una tregua aunque mas de uno la llamava a gritos, o tal vez se apiado de nosotros por el remojón de el aliviadero de la presa...
Un saludo a tod@s.

Merche dijo...

Joooooo!!! que video!! casi me salpica el agua otra vez!!

La verdad es que fue impresionante ese chorro...

Gracias por ponerlo aqui y asi poderlo enseñar a los que no vinieron..lease, Ana y Teo!! jeje
Nos vemos este sabado.

Mary dijo...

Estoy de acuerdo con Toni y Merche - que buena idea poner el video en la cronica - fue una cosa muy curioso y intentar explicarlo a mi Toni me resulto casi imposible y cuando lo vio se quedo impresionado (pero no mojado - claro!!!!!) Como no es la primera vez que me he encontrado mojada hasta las bra.... Sigo insistiendo que hay que inventar ropa interior de Gore tex!!!!! jejejeje
Bonita cronica y fotos Kiquet - Gracias.
Saludos a tod@s
Mary

maría lópez dijo...

Hola compañero, gracias a tu video del chorro hemos pasado este fin de semana un divertido día de montaña en Montanejos, y nos hemos reído un montón.

Seguiré leyendo tus crónicas.

Un saludo. María