domingo, febrero 24, 2008

PR 114 Benageber 23-2-08

Para este sábado José Manuel propuso terminar el GR10 desde Segar a puzol, pasando por el paso de los Borregos, pero considerando que este paso no es apto para los que padecen de vértigo, decidimos hacer una ruta más tranquila y nos fuimos Almu y Yo a recorrer el PR 114 por los alrededores de Benageber.

Serian sobre las siete cuando nos dirigimos a Benageber con una temperatura que rondaría los 8º grados, pero al paso por Utiel ya bajo a 0º y cuando llegamos a Benageber sobre las 8:30 marcaba –2º. Los campos estaban cubiertos por un manto blanco que hacían del paisaje una preciosidad.

La ruta comienza en la ermita de San Isidro. Nada más pasarla en la misma curva sale un camino a nuestra derecha, allí dejamos el coche y comenzamos a caminar. La hierba crujía al pasar pues estaba helada, el paisaje era de pleno invierno, parecía nevado, aunque la sensación de frío no era mucha. Fuimos caminando disfrutando de cada detalle, así vimos como caían las gotas de los árboles al darles el sol, como salía el vaho de la tierra al calentarse, como los pájaros que se paraban en las copas de los árboles, la niebla que cubría el pantano, las pisadas de los jabalís que nos acompañaron toda la ruta........jolín, jolín.

El primer tramo transcurre por pista forestal que al no estar muy transitada por vehículos esta casi perdida en algunos tramos y cubierta por pinos lo que la hace mas llevadera, pasamos por un deposito de agua y llegamos a las ruinas de la casa de Ximénez, seguimos por una senda que sale bordeando las ruinas por la derecha, que nos llevará a un camino lo seguimos y llegamos a un aljibe con dos charcas, donde pudimos oír croar una rana, que por el sonido debía de ser enorme, aunque no la pudimos ver.

Continuamos hasta llegar a un cruce donde las marcas nos hicieron torcer a la derecha, seguimos todo el tiempo entre pinos y llegamos a un punto donde las señales las perdimos, pues han estado haciendo trabajos de tala y las ramas sobrantes de los troncos tapaban las indicaciones y las sendas. En este punto cogimos un camino estrecho, con una pendiente muy pronunciada que parecía que no se acababa nunca, todo sin marcas, hasta que vimos una que estaba fuera del camino en una senda y tras dar una vuelta para ver por donde continuar vimos una fita que estaba tapada por unas ramas. Seguimos la senda y al poco más ramas nos cortaban el paso por lo que tuvimos que dar un rodeo para poder continuar.

Una vez superada la primera subida, pudimos apreciar las vistas, Chelva con el pico del Remedio al fondo y el otro pico del remedio en la sierra del Negrete en Utiel, Benageber y la ermita desde donde habíamos comenzado. Seguimos por una senda preciosa que nos llevó a una pista forestal, siguiéndola a la derecha nos llevó a la gran subida, no por que sea muy grande, sino porque es larga, muy recta, sin árboles y se ve casi completa lo que la hace un poco deprimente, pero poco a poco y sin prisas fuimos subiendo, Almu iba contando los pasos, unos 1600 que paciencia o una manera de no pensar en lo que estaba subiendo. Cuando estábamos casi arriba mirábamos atrás y causaba un poco de vértigo. Y por fin llegamos al collado, el aire era fresquito y como habíamos decidido no subir al punto geodésico de la Atalaya, pues de momento las fuerzas iban bien y no había que forzar, nos detuvimos a almorzar un poco mas adelante para protegernos del aire y estar a gusto.

A partir de aquí la ruta es un paseo por caminos medio abandonados entre pinos y demás vegetación, que se hace muy ameno, pasamos por debajo de las casas de la Atalaya y por un albergue que esta muy cerca del pueblo. Llegamos a la ermita de San Isidro por la parte de arriba, nos asomamos y pudimos ver lo peculiar del interior, el altar, el atril de la palabra, la lámpara los bancos todo utensilios de labranza, lastima que hallan cristales rotos y una barridita no le vendría mal.

Terminamos sobre la 1:30 satisfechos de haber realizado una bonita ruta.MAS FOTOS

PD. Esta ruta ya la realicé en Julio del año pasado y la verdad es que ha sido diferente.
La he podido disfrutar más tal vez por haberla realizado con mucha tranquilidad y apreciando cada detalle. Y por supuesto el que Almu me acompañara, pues se lo que significa para Ella el pegarse tan gran madrugón y esforzarse por subir esas cuestas.

3 comentarios:

Mary dijo...

Hola Kiquet y Almudena,
Veo que tambien terminais en manga corta!! Hasta pronto.
Saludos
Mary

Toni dijo...

Por lo que e leído y visto en las fotos la ruta a sido toda una delicia, cuando se va con la persona mas querida y de "tranki" es algo especial, pero Kiquet espero que no te olvides de los amigos que por aquí también os echamos de menos a ti y a Almu, tendré que probar esa técnica de Almu de contar los pasos a ver si las cuestas las llevo mejor.
Una saludo pareja!!!

Anónimo dijo...

Una delicia de ruta, si señor, envidia sana la que dais de veros,se os ve tan.... bien.
Me alegro por los dos. Un saludo compañeros. Juan